BORJA TIENE UNA BEATA CONCEPCIONISTA FRANCISCANA

BORJA TIENE UNA BEATA CONCEPCIONISTA FRANCISCANA

     15 de enero de 2019, S. S. el Papa Francisco recibió en audiencia al cardenal Giovanni Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y firmó varios decretos, entre los que se encontraba el reconocimiento del martirio de la Madre María del Carmen Lacaba y 13 compañeras religiosas concepcionistas franciscanas, asesinadas por odio a la fe en 1936, en Madrid.

          La Madre María del Carmen Lacaba es natural de BORJA (Zaragoza) por lo que va a convertirse en el primer caso de beatificación de una persona nacida en Borja.

          La Madre María Isabel del Carmen Lacaba Andía nació en Borja el 3 de noviembre de 1882.  Era hija de María Andía Cerico, natural de Trasmoz y del borjano Juan Lacaba Arilla, un humilde agricultor. Fiel a su vocación religiosa, ingresó en el convento concepcionista de San José, situado en la calle Sagasti de la capital de España, el 3 de noviembre de 1902. Elegida superiora de la comunidad en 1935 tuvo que padecer la persecución religiosa de aquellos terribles momentos, acrecentada en julio de 1936, cuando tuvieron que abandonar el convento (lo habían hecho anteriormente, en varias ocasiones) y refugiarse en un piso de la calle Manuel Silvela. Ante la gravedad de la situación, la comunidad se dispersó. La Madre Isabel pudo salvarse, pero decidió permanecer con las religiosas más ancianas, una de ellas inválida. De allí fueron sacadas, con extrema violencia, en la tarde del 7 de noviembre de 1936, por milicianos armados y asesinadas, poco después, en una plaza de Madrid.

           Suele ser habitual conmemorar este hecho extraordinario con detalles relevantes, como la colocación de una placa en la casa donde nació la nueva beata que aún se conserva y, por supuesto, colocando un lienzo con su imagen en uno de los templos borjanos, donde ya podrá recibir culto, de acuerdo con las normas establecidas para el caso de los beatos, en los que queda restringido a los lugares en los que tuvieron especial arraigo y ser mencionados en el canon de las Misas que aquí se celebren.